5/3/12

El complejo de Edipo y Electra


Llamamos "Complejo de Edipo" a los sentimientos que se presentan en el niño hacia su madre y "Complejo de Electra" a los que se manifiestan en la niña hacia su padre (también hacia otra figura paterna, en caso de la ausencia del progenitor, como pueden resultar tíos o abuelos).

La leyenda de Edipo cuenta como Layo, rey de Tebas, y la reina Yocasta deciden renunciar a su hijo porque el oráculo les ha predicho que este (Edipo), mataría a su padre. Rescatado, Edipo creció lejos de su gente y desconociendo su pasado en Corintio, enemigo de Tebas. En una lucha, Edipo mata al rey Layo y rescata al pueblo de Tebas de la Esfinge resolviendo un acertijo. Así, se proclama rey de Tebas y se casa con Yocasta de quien está enamorado. Cuando la reina Yocasta descubre la verdad sobre el origen de Edipo se suicida y Edipo se saca los ojos.





En los dos casos, estos complejos describen a los sentimientos tiernos de los niños y niñas hacia los padres de sexo opuesto y los sentimientos hostiles que aparecen hacia los progenitores del mismo sexo, producidos por una identificación con el progenitor de su mismo sexo. Estas identificaciones son fundamentales ya que condicionan la tendencia sexual del niño o de la niña en el futuro.




El descubrimiento de la identidad sexual de un niño, por regla general, empieza a manifestarse alrededor de los 3 o 4 años. Los principales roles sexuales en los que el niño se refleja es en el de sus progenitores. De ahí que la niña imite a mamá y el niño a papá y, en esa imitación, entra el juego de seducción que pretende conquistar el corazón de uno u otro. Por lo tanto no es extraño que, durante esa época, manifieste celos cuando sus padres se dan muestras de cariño.

Así, surgen sentimientos encontrados:

- Amor y odio al de sexo opuesto, por ejemplo, cuando el niño siente un enorme amor hacia su padre pero, al mismo tiempo, lo ve como el rival que está ganando la partida en el corazón de la madre. 

- Culpabilidad y miedo. Se sienten culpables y, a la vez temerosos, por no poder frenar esos sentimientos de rivalidad y que hace, al mismo tiempo temer por la pérdida del cariño de ambos.


La actitud de los padres es sin duda la clave para que el niño supere esta etapa sin mayores traumas, ayudándole a encontrar su adecuado rol sexual. Es importante verlo y vivirlo como algo normal y sobretodo,como algo pasajero. No nos lo debemos tomar como una broma, para él es un tema muy serio y podríamos herirle en sus sentimientos. Tampoco es recomendable que entres en su juego, tu misión es ayudarle y no confundirle más. Conserva los momentos de intimidad con tu pareja y enséñale a respetarlos. 








3 comentarios:

  1. Anónimo30/5/13 4:21

    ola es uti esta informacion

    ResponderEliminar
  2. :) gracias!! por la info,,

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12/3/14 3:40

    Me gusta la forma en que está planteada la temática. Muchas gracias :)

    ResponderEliminar